MAYORDOMOS

La Mayordomía de la Hermandad está compuesta por dos Mayordomos: el Mayordomo Primero y el Mayordomo Segundo. El Mayordomo Primero es el responsable de la Mayordomía. Al cargo de la Mayordomía están los Hermanos D. Francisco José Belinchón García y Dª. Concepción González Lora. 

 

MAYORDOMO PRIMERO: 

 

Es el encargado de la guarda, conservación y administración de los bienes de la Hermandad y tendrá asignado las siguientes funciones:

 

a) Gestionará la recaudación de los fondos de la Hermandad, siendo su depositario y administrador, extendiendo los recibos y justificantes necesarios.

b) Atenderá con tales fondos a los gastos de la Hermandad, para lo que efectuará directamente toda clase de pagos que estén consignados en el presupuesto ordinario, así como los acordados en los Cabildos, y aquellos otros que en cada momento autorice el Hermano Mayor.

c) Solicitará proyectos y presupuestos de cuantas reformas se acuerden por la Junta de Gobierno, en Cabildo de Oficiales, concertando asimismo aquellos contratos que hayan sido previamente aprobados por la misma, si bien para su formalización se necesitará la intervención del Hermano Mayor, como representante de la Hermandad.

d) Confeccionará el presupuesto ordinario, y el extraordinario si lo hubiere, de ingresos y gastos para cada ejercicio, que deberán ser aprobados por la Junta de Gobierno, en Cabildo de Oficiales.

e) Llevará los libros necesarios para la contabilidad de la Hermandad, y archivará los comprobantes de ingresos y gastos.

f) Deberá tener reconocida su firma como necesaria para abrir, cancelar y extraer fondos de las cuentas bancarias de la Hermandad, sin perjuicio de que también sea necesaria la del Hermano Mayor.

g) Formará parte de todas las comisiones designadas para la adquisición o enajenación de bienes y para todos los actos de contenido económico.

h) Realizará cuantas actividades apruebe la Junta de Gobierno, en Cabildo de Oficiales, para recaudar fondos para la Hermandad.

i) En la Estación de Penitencia le corresponde la guarda y custodia del Libro de Vía Crucis, así como la lectura de las Estaciones, pudiendo delegar la guarda y custodia del Libro de Vía Crucis y la lectura de las Estaciones en otro hermano. 

 

MAYORDOMO SEGUNDO: 

 

Ayudará al Mayordomo Primero en las labores propias de la Mayordomía, y lo sustituirá, a todos los efectos, en caso de vacante, ausencia o enfermedad.